Inglaterra se complica

Lo que iba para pleno puede acabar en susto. Inglaterra, la subcampeona de Europa y seguramente una de las favoritas para el Mundial de Qatar, se ha complicado la vida contra Hungría en un partido marcado en las gradas, una vez más, por un incidente racista, pues la policía tuvo que llevarse a un aficionado visitante por sus insultos a uno de los miembros de seguridad del estadio. Sobre el verde, los de Southgate tuvieron el control del partido, pero en muchos momentos fue estéril y el penalti discutible que le pitaron a Shaw en la primera parte no hizo sino ponerle las cosas más cuesta arriba en una noche que se avecinaba complicada.

Por suerte para los ingleses, Stones no tardó ni 15 minutos en aparecer por el área para cazar un balón y devolver el empate al marcador, pero a los pross se les vio faltos de ideas. Y eso que sobre el terreno de juego había una auténtica mina de talento. Cinco de los titulares, por cierto, del Manchester City, un récord personal en la historia del club citizen, y entre ellos Foden, que repitió en el centro del campo pero que esta vez no rindió tanto como contra Andorra.

Con este resultado, Inglaterra se mantiene primera de grupo con tres puntos de diferencia sobre Polonia y cinco sobre Albania, mientras que Hungría, que todavía tiene posibilidades pese al empate de hoy, se queda en cuarta posición a nueve de los de Southgate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *